5 de julio de 2008


MILAGRO EN ATENTADO AL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

En el año 1936, un joven Cadete de la Escuela Militar, llamado Augusto Pinochet Ugarte, recibio con honores su licencia y su primer grado como Oficial del Ejercito de Chile.

Como hombre creyente, se dirigio a la Iglesia de San Alfonso, de la Virgen del Perpetuo Socorro, para agradecer a la Madre de Dios su ayuda en ese feliz comienzo de su carrera militar, y a la vez, rogar su proteccion constante en el camino de la vida.

Su testimonio y compromisio de fe religiosa fue esta placa de marmol que hizo instalar junto al altar de la Virgen.

CIncuenta años despues, el 7 de septiembre de 1986, el mismo oficial, ahora Comandante en Jefe del Ejercito y Presidente de la Republica de Chile, experimenta un alevoso atentado contra su vida por parte de un grupo de terroristas. Salva milagrosamente y una vez mas se demuestra que la Virgen del Perpetuo Socorro no olvida ni abandona a quines depositan su fe en ella.

En una de las ventanillas del automovil en que viajaba el Presidente Pinochet, las balas y la metralla componen una imagen que es replica de aquella de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. El amor a Maria salva y protege a quienes estan llamados a cumplir un destino en bien de Chile y los chilenos.

"... Alcanzadme, pues, la gracia de acudir a Vos sin cesar con la confianza de un hijo, a fin de que obtenga vuestro perpetuo socorro y la perseverancia final..." ( De la oracion a esta Virgen)