25 de mayo de 2009

Día de la Infantería





http://www.ejercitodechile.cl/nuestro_ejercito/efemerides.php

ODA A LA INFANTERIA

"En lo alto del mastil, la bandera tremula,
guiando columnas que avanzan lentamente,
parche rojo al cuello, cual rojas amapolas,
van ebrios de entusiasmo en busca de la muerte.

Son hijos de esta tierra tan noble y tan querida,
en post de su bandera acuden presurosos
formando batallones de brava infanteria
con la ilusion sublime de ser victoriosos.

Porque la patria un dia les puso por emblema,
parche rojo al cuello como dos grandes heridas,
que sangrando y sangrando, van marcando la huella,
la huella victoriosa de nuestra infanteria."

SALUD

BRINDIS DEL 7º DE LINEA

Brindo por el esmeralda
tradicion de vencedores
por tacna, chorrillos y miraflores,
por sus heroes de ayer y sus soldados de hoy,
por el mar y el desierto, que mantenerlo es nuestra mision
por su estandarte invicto que guia nuestra legion.

Brindo por mi patria y por mi institucion,
por quien fuera su comandante, hoy y siempre
el primer infante,
por el "SEPTIMO DE LINEA" brindemos con uncion.

SALUD.

La noche se escapa en sombras,
Arica está soñolienta;
la arena cubre el silencio
de las pisadas resueltas.
Tres regimientos marchan
hacia la muerte, hacia la gloria;
con sangre el Morro espera:
esa madrugada teje su historia.

Ya vienen subiendo el Morro
los del Tercero de Línea,
y el Cuarto en el flanco izquierdo
toca a degüello, los corvos brillan,
y entre los estampidos,
voces que gritan "¡vamos pa' arriba!"

Se abre la camanchaca
como telón de combate;
subiendo van los soldados,
subiendo sus estandartes.
Los del Cuarto de Línea
ganan terreno, pierden su vida:
"¡Hay que tomarse el Morro,
vamos pa' arriba, vamos pa' arriba!"

Están llegando a la cumbre
ya los del Cuarto de Línea,
y las últimas defensas
están cayendo, todo termina,
y entre los estampidos,
voces que gritan "¡vamos pa' arriba!"


¿Te araña la carne el viento que hiela,
entona tu boca concierto de dientes,
sin mantas ni hoguera maldices la guerra?
¡Chupilca del diablo, y estarás caliente!

¿Tus pies deshollados se niegan a andar,
te cuelga la lengua, seca y tumefacta,
no tienes alientos ni pa’ rezongar?
¡Chupilca del diablo y siga la marcha!

¿Te muerde la entraña el dolor tremendo,
como bayoneta clavada hasta el perno,
de la pena honda, de la novia lejos…?
¡Chupilca del diablo y vamos riendo!

En las lides fieras, en que el hombre siente
que pende su sino de un pelo de suerte…
¡chupilca del diablo! ¡pólvora, aguardiente!
¡Y al diablo la vida, al diablo la muerte!

¡Toma tu saquete,
pela cantimplora,
mezcla el aguardiente
con la negra pólvora,
y ¡zámpate un trago
lo mismo que ahora!

1 comentario:

Anónimo dijo...

genial , pero como es la entonación del canto de trote?